Restaurante Coal Vaults

Lo mejor en tu mesa

Receta de musaka

Este plato es un clásico de la cocina griega, y su elaboración es similar a la lasaña, pero en vez de placas de pasta, se pone berenjena. Las berenjenas se intercalan con carne picada condimentada, y se baña en bechamel, dándole un último toque en el horno para que se gratine.

Aunque es un plato laborioso, no es nada difícil, y puede ser una buena manera de que los niños empiecen a agregar verduras a sus comidas. Hoy te enseñamos cómo se hace.

Receta de musaka

Estos son los ingredientes que vamos a necesitar para unas 6 personas: 2 kilos de berenjenas, 400 gr de carne de cerdo picada, 2 cebollas, 5 cucharadas de salsa de tomate, 50 gr de queso rallado, aceite de oliva y sal.

Y para la bechamel, vamos a utilizar 5 cucharadas de aceite de oliva, 50 gr de harina, 500 ml de leche, sal y una pizca de nuez moscada.

En una sartén, ponemos a calentar un poco de aceite de oliva, lo suficiente para sofreír la cebolla. Añadimos la cebolla y dejamos que se poche durante 5 minutos.

A continuación, incorporamos la carne picada y la vamos aplastando con un tenedor para desmenuzarla. Dejamos que se haga la carne removiéndola de vez en cuando y lo sazonamos con sal y pimienta negra.

Agregamos la salsa de tomate y mezclamos de nuevo. Dejamos que se cocine a fuego lento hasta que montemos la musaka.

Mientras tanto, cocinamos las berenjenas, para ello las lavamos y cortamos en rodajas finas. Las ponemos en una fuente para el horno y las cocinamos hasta que estén tiernas.

Las sacamos del horno, escurrimos el líquido que hayan soltado y las sazonamos con sal.

Para hacer la salsa bechamel, calentamos el aceite en un cazo hasta que esté chisporroteando, añadimos la harina y dejamos que se cocine durante 1 minuto, removiendo continuamente con unas varillas.

Incorporamos la leche caliente poco a poco, sin dejar de remover, para que no se formen grumos. Y lo dejamos al fuego hasta que haya espesado. Lo sazonamos con sal y añadimos un poco de nuez moscada para aromatizarlo.

Para montar la musaka, engrasamos un molde para horno y ponemos una capa de berenjena y encima una capa de carne picada, alternando las capas hasta que se acaben.

Vertemos la bechamel por encima hasta cubrir todos los ingredientes, y espolvoreamos el queso. Lo introducimos en el horno para que se cocine durante 15-20 minutos, hasta que el queso esté burbujeante y dorado.

Lo ideal es dejarlo unos minutos reposando antes de cortarlo y servirlo, para que se pueda partir y coger mejor.