Restaurante Coal Vaults

Lo mejor en tu mesa

Las mejores cremas de verduras

Las cremas, junto con las sopas, son los platos que más apetecen en invierno. Pueden ser muy saludables si se utilizan ingredientes nutritivos poco calóricos, como los que hemos utilizado en las 3 recetas que ponemos a continuación.

Estas recetas se pueden hacer muy fácilmente en una olla GM. Si todavía no la has probado, en este post te explican todas sus funciones y características. Si no tienes, también las puedes hacer en una cazuela normal y corriente.

Las mejores cremas de verduras

CREMA DE CHAMPIÑONES

Ingredientes para 4 personas

Indicaciones para elaborar la receta

Pelamos la capa superior de los champiñones, les retiramos la tierra que sea visible y los picamos finamente. Ponemos una cazuela al fuego y derretimos la mantequilla. Incorporamos la cebolla bien picada y los champiñones, y dejamos que se sofrían durante 5 minutos.

Por otro lado, en un cazo, mezclamos la harina, la yema de huevo, la leche y le añadimos sal y pimienta negra. Lo ponemos a calentar hasta que la harina se haya disuelto.

Mezclamos los champiñones y la cebolla con la mezcla anterior, después lo pasamos por la túrmix para que no quede ningún grumo. Rectificamos de sal y pimienta negra.

Al servirlo, dejamos algunos champiñones para decorar y espolvoreamos perejil picado por encima.

CREMA DE CALABACÍN

Ingredientes para 4/6 personas

Indicaciones para elaborar la receta

Lavamos y picamos el calabacín (no hace falta pelarlo) y pelamos y picamos las patatas. En una cazuela, vertemos un chorrito de aceite de oliva y añadimos el calabacín y las patatas para que se pochen lentamente durante 15 minutos. Le podemos añadir un vaso de agua para que cuezan un poco.

Cuando estén blandos, le añadimos el quesito y la leche y lo batimos con la batidora hasta que quede bien fino. Lo ponemos a punto de sal y le añadimos una pizca de nuez moscada.

CREMA DE PEPINO

Ingredientes para 4 personas

Indicaciones para elaborar la receta

Derretimos la mantequilla en una cazuela y sofreímos la cebolla durante unos minutos. Incorporamos la harina y dejamos que se tueste durante un minuto más. Poco a poco vertemos el caldo caliente, sin dejar de mezclarlo con unas varillas.

Pelamos los pepinos y los cortamos en rodajas lo más finas posible para añadirlos a la mezcla anterior. Dejamos que se cocine todo durante 5 minutos hasta que los pepinos estén blandos.

Pasamos la mezcla por la batidora hasta que esté bien fina y lo mezclamos con la crema agria, el zumo de limón y sal. Para degustar la crema tiene que estar fría, por lo que debemos meterla en el frigorífico unos minutos antes de servirla.